NOTICIAS

EXC!#7

Anonimo (no verificado)

 

EXC! es la publicación anual que muestra lo exc!elente, exc!epcional y exc!itante de los proyectos desarrollados en EFTI por los alumnos del Master Intenacional de Fotografía y Gestión de Proyectos en su convocatoria 2016/2017, editada por los profesores María Santoyo, Beatriz M. Barrio y Juan Valbuena.

Cada año, nos preocupamos de que esta publicación llegue a manos de comisarios, galeristas, críticos de arte, fotógrafos, docentes y otros profesionales del medio fotográfico y está presente en ferias y festivales como Fiebre, Libros Mutantes, Plural, SCAN Tarragona, Art Photo BCN, Seminarios de Fotoperiodismo de Albarracín, Encontros da Imagen (Braga),...

Cada año, nos preocupamos de que esta publicación llegue a manos de comisarios, galeristas, críticos de arte, fotógrafos, docentes y otros profesionales del medio fotográfico y está presente en ferias y festivales como Libros Mutantes, Plural, SCAN Tarragona, Art Photo BCN, Seminarios de Fotoperiodismo de Albarracín, Encontros da Imagen (Braga),...

Puedes ver los anteriores números de #exc! en los siguientes enlaces: exc!#1  exc!#2  exc!#3 exc!#4 exc!#5 exc!#6

Autores que forman parte de EXC!#7:
Clara Gámiz — Daniela Olave — Guillermo Álvarez — Pamela Corrales — Clara Arámburo — Gonzalo P. Martos — Victoria de la Fuente — Nico Hunter — Tamara Joselovsky — Miren Aguirre — María Portaluppi — Jonas Forchini


PROYECTOS que forman parte de este número de EXC!#7:


CONSTRUCCIONES ESCÉNICAS PARA FOTOGRAFÍAS CASERAS
Clara Gámiz 

A través de un diario personal, busco capturar los momentos extraordinarios de mi vida cotidiana que, de alguna manera, parecen contener una verdad oculta. Lo que intento no es responder a la pregunta que se ha hecho el hombre desde los comienzos de su existencia, sino reflejar el misterio que habita en todo lo que nos rodea.


 

PUNTO DE ENCUENTRO, LA VERDADERA HISTORIA
—  Daniela Olave

José y Emilio Alcázar hermanos gemelos de cincuenta y dos años madrileños, se resisten al paso del tiempo. Desde el 2005 acuden todos los días entre las 7 y las 10 pm al N° 25 de la calle Gran Vía a la espera de volver a vivir lo que ocurrió el 6 de Septiembre de 1989.
 

 

DELASDUEÑAS
Guillermo Álvarez

 

Entré en el patio que un día

fuera una fuente con agua.

Aunque no estaba la fuente,

la fuente siempre sonaba.

Y el agua que no corría

volvió para darme agua. 

 

                Rafael Alberti

 

Un proyecto sobre el reencuentro lúdico y personal a través de la cámara. Donde la imaginación y la  realidad se entremezclan, la realidad de lo que es y la imaginación nostálgica de lo que fue. De un lugar importante por ser parte indispensable de nuestras raíces, significativo no por el contenedor, sino por el contenido de cada individuo que lo forma. Donde el tiempo adquiere un ritmo tranquilo que consiente seguir respirando matices clásicos rurales que lentamente se deterioran por la ausencia de los que ya no están, permitiendo que el presente y el pasado se confundan.

 

 

 


EL ALMA DE LA CASA
Pamela Corrales

Mudarse es arrancar las raíces de todo lo que nos es cotidiano.

Nos extrae de nuestra zona de confort y nos confronta con preguntas sobre todo aquello que dábamos por sentado. Nuestras prioridades se re-ordenan y nuestras certezas desaparecen.

El Alma de la Casa nació de una experiencia personal de mudar de casa y país. En medio de esa turbulencia emocional y mental nacieron preguntas que a lo largo del proyecto trato de resolver; sobre todo ésta:
¿Qué transforma un lugar en hogar?

En cada capítulo, que va pautando el trabajo, utilizo una estrategia diferente, para intentar responder los interrogantes sobre una de las cosas más esenciales de nuestra vida: la necesidad de un lugar-espacio que sintamos como nuestro hogar


 

 RUIDO
— Clara Arámburu 

El proyecto Ruido es una aproximación subjetiva, donde pretendo ilustrar una sensación de incertidumbre colectiva que percibo ante el cambio de paradigma producido por la era tecnológica, donde lo que llamamos “realidad” se entremezcla, confunde y complementa con una “realidad virtual”. Utilizo el concepto de “ruido” para expresar la distorsión en la transmisión de mensaje o una catástrofe en el entorno.

El trabajo que llevo a cabo es de experimentación, en el que altero las imágenes digitales mediante un código de programación que me ayuda a tratar el píxel y datos como pintura fresca, jugando entre lo figurativo y lo abstracto.

A través de estas técnicas de manejo de la imagen, intento observar al mundo con una mirada escéptica; lo que aparentaría ser una crisis de identidad, puede ser un detonante para cambios en los cánones de vida.  Como resultado se logra una nueva percepción de nosotros mismos, mostrando lo que estaba oculto, cruzando límites, mutando ideas y finalmente situarnos como seres cambiantes en una incertidumbre liberadora.

 

 

 

SENTIR LA HOJA
—  Gonzalo P. Martos

Una esencia es perfecta, cuando en su género propio no le falta ninguna de las partes que constituyen naturalmente su fuerza y su grandeza.

El término Telos, en filosofía, significa perfección, y, al mismo tiempo, muerte. Metafóricamente, ambos son dos conceptos a los que no les continúa nada después. Representan, por tanto, aquello que no puede ser superado y que no tiene fuera de sí absolutamente ninguna parte.

Existe un abismo entre aspirar a ser mejor y creer que nunca nada es suficiente. La frustración es un lastre pesado que ensombrece cualquier logro.  Sin embargo, en este camino a la perfección, el error se convierte en el pilar fundamental del progreso, donde la repetición conduce a la maestría.

La esgrima exige alcanzar el dominio mental y físico, cuyo desarrollo de la virtud hace algunos años, determinaba  la vida o la muerte en tan solo unos segundos. Los valores que regían antiguamente la sociedad se veían reflejados en esta disciplina, no solo consistía en una serie de conocimientos destinados a la supervivencia del individuo, si no que además, conllevaba una serie de conductas cívicas que el maestro transmitía a sus pupilos, pero debido a cómo ha evolucionado el paradigma social y la tecnología, este arte ha ido perdiendo progresivamente su lugar durante el paso de los años.

La separación de mente y cuerpo es esencial para actuar de manera instintiva. Sentir la energía del oponente significa predecir el siguiente movimiento.

 

 

 

ESCHATIA
Victoria de la Fuente 

En la Antigua Grecia, la Eschatia era la periferia geográfica, el confín, límite de lo decible, donde la humanidad de sus habitantes disminuía a medida que se alejaban de la ciudad.
Era la tierra no cultivable, el espacio no civilizado. El lugar donde se localizaban metamorfosis, bacanales, rituales iniciáticos como los misterios eleusinos, viajes como el de Ulises o los Argonautas.

Más tarde ese espacio se convirtió en un instrumento iniciático, al que se retiraban eremitas y anacoretas, en una especie de exilio impuesto por sí mismo o por la sociedad.


En esta geografía de iniciación, el desierto, como lugar arquetípico en muchas culturas, representa metaforicamente el estado liminar de los ritos de paso. Según las teorias de Van Geenep y Victor Turner, el estado liminar es una fase inter-estructural entre el ritual de separación y el de agregación, donde el actor ritual está definido por la indefinición: 

"ya ha dejado de ser quien era y aun no se ha convertido en nadie nuevo“

Ese estado intermedio, limen o umbral, está asociado al espacio liminar donde se sitúa a los iniciados: ni dentro, ni fuera, intersticial......allí no se estará exento de la posibilidad de tener una experiencia profunda o una transformación imprevisible.
 


 

TIENE QUE DOLER UN POCO
— Nico Hunter

Me jodieron el coche dos veces. La segunda vez casi me mataron. Sin mi coche no soy nadie. Cuando lo vi me quemó por dentro. Les están enseñando mal. Siéntate. ¿Pero no ves que nopuedo? El cerdo Alfonso me está mirando. Hay que tener más cuidado. El tiene naranjas pero no para todos. La silla quema y algunos se van, aquellos miran y los demás se acercan.
 


 


ASI, COMO NATURAL
— Tamara Joselovsky

El cuerpo, como tal, no puede concebirse. Es gracias a su exploración, un escaneado en profundidad, cuando comienza a descubrirse, a conocerse. El periodo de juventud supone el momento de máxima exploración descubriéndose dentro de su sexo, género y los valores sociales que a éste le corresponden. Este proyecto plantea una aproximación del cuerpo femenino durante esta etapa mediante una indagación de su naturaleza más cruda.

 



GURE
Miren Aguirre 

Oír con los ojos, sentir con los pies, revivir el caos.

Deambulo por los lugares en los que en otro tiempo dejamos las huellas de nuestros pasos, donde aún anidan  ecos de lo vivido,  he convertido las caminatas en una suerte de peregrinación.

Entre la hierba, las rocas, en el agua...  Habitan  recuerdos  que me persiguen con la mirada mientras registro este reencuentro consciente con el territorio, un acercamiento íntimo que me ayuda a indagar en mi origen y los vínculos familiares.
 

 

 

BUENA CAMA, PAN DURO Y TIERRA LLANA
María Portaluppi 

Hace ochenta y un años la señora Rajado daba a luz a su hijo Vitoriano, un bebé sano y con buen peso, el problema se presentó cuando ella no conseguía darle de lactar por tener los pezones muy duros. Pasaba el tiempo y no encontraban una solución, hasta que una vecina le recomendó que dejara que uno de sus galgos succionara sus pechos para ablandarlos. A los pocos días Vitoriano tomaba del seno de su madre del cuál no se separó hasta cumplir los tres años de edad.

Son este tipo de crónicas que salen en los diarios, que te ayudan a conocer y a entender un poco más. Este país mantiene vivas sus tradiciones, estas implican acciones y formas de actuar que fueron heredadas y aprendidas por generaciones. A pesar de ésto, queda el sentimiento de que son relatos inconclusos, de un fin no contado, excepto por uno de los perros de Vitoriano, que murió atropellado por ir detrás de un encantador de perros de circo que tocaba la flauta por la calle seguido de sus perras entrenadas, que bailaban y saltaban en dos patas detrás de él, una historia que parece sacada de un libro de Miguel Delibes, de un cuento sobre un país de ficción. 

 

 

 

MANGROVINES
— Jonas Forchini

La palabra mangrovines es un neologismo lírico que popularizó el poeta senegalés Racine Senghor para referirse a los habitantes de los deltas de Saloum, Gambia y Casamance en África del Oeste. Basándose en las raíces subacuáticas de los manglares, elementos naturales que son determinantes en estas regiones, Senghor crea en su poemarios Mangrovines, una metáfora de lo arraigado entorno a los oficios marítimos y sus valores de transmisión generacional.

El proyecto es una mirada fragmentada sobre el oficio de la pesca artesana y sus problemáticas derivadas de los vínculos entre países africanos y europeos. Me apoyo en el término Mangrovines y su carácter metafórico para situarlo en un espacio de confrontación entre lo local y lo global. Me interesa la dinámica  que implica, de flujos y reflujos: Choques, tensiones, hibridaciones, desplazamientos, no solo de personas, si no de culturas, de tradiciones, de modos de hacer, de modos de ser, de modos de mirar.

Una nueva generación de pescadores se ha visto forzada al éxodo, ha renunciado a sus raíces y a la identidad conferida por un oficio milenario para adaptarse a un contexto urbano, económico y sociológico completamente diferente. Con Mangrovines, se abre un frente de reflexión acerca de la inmigración senegambiana y sus detonantes en el océano Atlántico.

 

 

 



 

Suscríbete al newsletter
EFTI | CENTRO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA Y CINE TELÉFONO: +34 91 552 99 99 | EMAIL: [email protected]
C/FUENTERRABIA 4, 6 Y 13. MADRID (ESPAÑA) - VER EN GOOGLE MAPS
METRO: L1. MENÉNDEZ PELAYO Y ATOCHA RENFE. AUTOBÚS: 10-14-54-26-32-37-41-54-57

HORARIO DE ESCUELA: DE 9.00 A 22.00 HORAS.
HORARIO DE OFICINA: DE 9.00 A 14.00 Y DE 16.15 A 20.15 H.

.