NOTICIAS

Exposición del World Press Photo, censurada en Beirut

Anonimo (no verificado)
Poco tiempo han tenido los libaneses de disfrutar de una de las exposiciones fotográficas más esperadas, la que recoge las obras premiadas el pasado año por el World Press Photo, el más prestigioso certamen del mundo. Las puertas de la sala del Souk de Beirut donde colgaban las impactantes imágenes desde el pasado día 12 cerraron por sorpresa en la tarde de ayer, 10 días antes de la clausura, a causa de la censura. Una vez más, la guerra que enfrenta Israel y el Líbano volvió a cobrarse una víctima cultural. "Durante una semana no hubo ningún problema, pero después alguien se dio cuenta de que había un fotógrafo israelí" entre quienes exponían, explicó a la agencia Associated Press Erik de Krujif, responsable de proyectos de la organización holandesa World Press. "No podemos permitir ningún tipo de censura, así que decidimos desmontarlo todo". Un oficial libanés confirmó que la Seguridad General, encargada de la censura entre otras ocupaciones, ha exigido a los organizadores de la exhibición retirar la imagen de Amir Sha'al, el único fotógrafo israelí premiado en la edición 2011 del galardón. Recibió el tercer premio en la categoría de Arte y Entretenimiento por una imagen cotidiana, en realidad una contraposición de fotografías que mostraba una calle de Haifa durante la Palestina ocupada y en la actualidad. La única explicación que aportó el citado oficial a la hora de justificar la medida es que ambos países "están en estado de guerra". Pero el fotógrafo israelí sólo era uno de los 60 profesionales que exponían su obra en el Souk de Beirut gracias a World Press. Amit Sha'al, de 37 años y empleado en la revista económica Calcalist -si bien es conocido por su trabajo documental- ha lamentado que las autoridades libanesas lleven al extremo cultural el conflicto entre ambos países. "No tengo intención de representar a Israel o a las políticas israelíes, a muchas de las cuales me opongo", ha afirmado desde Jerusalén consultado por AP. "Hay gente oscura a ambos lados de la valla [que separa ambos países]". Los episodios de guerra cultural entre Israel y el Líbano son continuos y relegan a la categoría de víctimas a las poblaciones de ambos países. El pasado año dos árabes israelíes -palestinos naturalizados en Israel- no pudieron acudir a Beirut a recibir sendos premios literarios por la normativa que prohíbe expresamente pisar el Líbano con un pasaporte expedido en Israel o bien con un visado israelí en una página de un pasaporte en regla.Lo mismo ha ocurrido a numerosos músicos palestinos invitados en los festivales veraniegos libaneses. Los artistas de ambos países no pueden encontrarse con su público al otro lado de la frontera, y muchas obras, especialmente de autores israelíes, son objeto de censura. Ocurrió con la película Vals con Bashir, prohibida pero aún así proyectada y vendida ilegalmente en el Líbano. Gracias a Internet, los intentos por ocultar la cultura a ojos del público son vanos. Como bien decía Sha'al, "cualquier libanés puede acudir a Internet y mirar a qué viene tanto alboroto. Y espero que lo hagan".   Fuente: http://www.elmundo.es/

EFTI | CENTRO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA Y CINE TELEFONO: +34 91 552 99 99 | EMAIL: [email protected]
C/FUENTERRABIA 4, 6 Y 13. MADRID (ESPAÑA) - VER EN GOOGLE MAPS
METRO: L1. MENÉNDEZ PELAYO Y ATOCHA RENFE. AUTOBÚS: 10-14-54-26-32-37-41-54-57

HORARIO DE ESCUELA: DE 9.00 A 22.00 HORAS.
HORARIO DE OFICINA: DE 9.00 A 14.00 Y DE 16.15 A 20.15 H.

.