NOTICIAS

David Beriain y Roberto Fraile asesinados en Burkina Faso

Foto: David Beriain en el documental para DMAX sobre el cartel de Sinaloa
Foto: David Beriain en el documental para DMAX sobre el cartel de Sinaloa

David Beriain y Roberto Fraile, fueron secuestrados y aesinados  al este de Burkina Faso. Sufrieron el ataque de un grupo armado mientras se desplazaban por el sur del país en un convoy.

En ese momento estaban preparando un nuevo documental sobre la caza furtiva en dicho país.


David era conocido por todos nosotros. No solamente por haber sido profesor  colaborador del Máster, sino porque su valentía, nobleza, tesón y valores humanos eran dignos de alabanza. Un claro ejemplo de una personalidad apasionada por su trabajo que sabe que no solamente vale con tener carisma o profesionalidad, sino que para estar en la noticia, tu lugar es la primera linea de acción.

Colaborador de EFTI desde que nos conociésemos en Plural 15 por todos era conocido su manera de narrar las injusticias; desde su productora, 93 Metros, se creaban documentales innovadores que daban la vuelta al mundo: Diez días con la FARC , con el premio de periodismo digital José Manuel Porquet o El negocio del secuestro en Venezuela, nominado en 2019 a los premios RealScreen, o la serie Clandestino emitidos en Discovery Max son algunos de sus trabajos más reconocidos.

Hace años, nuestro amigo Enrique Meneses, al que seguimos echando de menos y quien cubrió el levantamiento del Che y de Fidel Castro en Sierra Maestra, ya lo había nombrado su sucesor demostrando una gran admiración por David Beriain: “Quiero pasar la antorcha a un señor que se llama David. Habéis visto todos el reportaje que ha hecho sobre Afganistán: un pedazo de reportaje”.
Corría el año 2009. Enrique, que siempre declaró sentirse identificado en el joven David, le pasaba el testigo entregándole su libro “Hasta aquí hemos llegado”. Fue en una de las  reuniones celebradas en el Congreso Andaluz de Periodismo organizado en La Rábida (Huelva) donde les acompañamos desde la propia Fundación Enrique Meneses, que sigue teniendo su sede en EFTI.
David representaba la esencia del periodismo que Meneses revindicaba para la nueva generación.

Ambos se admiraban, y en agradecimiento, el propio Davidescribía poco después este texto :
"Seguro que cuando Enrique Meneses lea esto se cabreará conmigo, porque no le gusta un pelo que le llame “maestro”. Siempre levanta el dedo y me dice que entonces yo sería un “pequeño saltamontes”. Me arriesgaré. Maestro es una palabra que llevo en las tripas, es la profesión de mi madre, que allá en Artajona, mi pueblo, nunca fue profesora, sino maestra. Más que lenguaje o matemáticas, mi madre enseña a vivir. Enrique también. Me enseñó a vivir el periodismo. Sin saberlo, sin conocernos, su entrevista con Fidel Castro en Sierra Maestra me puso en la senda de otras guerrillas y otras sierras. Me enseñó algo que queda fuera de las asignaturas de la carrera: a ser más cabezón que los demás, a levantarme después de cada fracaso, a perseguir una historia durante meses hasta que salga, porque vale la pena. Cuando lo conocí en Huelva hace dos años, se lo dije. Él sonrió y luego me dio un libro con sus memorias. “Este es mi testigo y te lo paso”, dijo. Lloré. Fue un honor que no merecía. Hay muchos otros que, mejor que yo, siguen la senda que trazó Enrique Meneses. Hernán Zin es uno de ellos, uno de los mejores. Enrique y Hernán comparten el mismo loco amor por este oficio. Los dos han labrado su propio camino, lejos de la seguridad y la comodidad de un sueldo fijo. Y los dos tienen esa mirada inquieta de los que viven en la sala de espera de la Historia, siempre listos para salir corriendo a contarla. La mirada de los reporteros"

David siempre bromeaba con ‘este va a ser nuestro último proyecto’, a sabiendas de que era imposible. David necesitaba denunciar, informar, vivir y convivir con la noticia. Su amplia experiencia como reportero en zonas de conflicto en Afganistán, República Democrática del Congo, Sudán, Libia, México, Colombia o Venezuela lo convirtieron en un reportero camaleónico y discreto.

No podemos negar desde EFTI estamos tremendamente conmocionados por lo sucedido, y que queremos hacer llegar nuestros deseos de apoyo a sus familiares y amigos.
Pese a lo arriesgado de su labor, nadie está preparado para un suceso similar. Ni para recibir una noticia así.

De nuevo agradecer a David Beriain y Roberto Fraile su inconmensurable labor de denuncia. Hemos perdido a uno de los ejemplos vivos mas importantes en el periodismo de nuestro país, pero siempre quedará en nosotros su inspiradora manera de trabajar.

Hasta siempre, David.
Hasta siempre, Roberto.

La mayoría de medios de nuestro país han cubierto el suceso. Puedes hacer un seguimiento de la noticia en El País.


EFTI | CENTRO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA Y CINE TELEFONO: +34 91 552 99 99 | EMAIL: [email protected]
C/FUENTERRABIA 4, 6 Y 13. MADRID (ESPAÑA) - VER EN GOOGLE MAPS
METRO: L1. MENÉNDEZ PELAYO Y ATOCHA RENFE. AUTOBÚS: 10-14-54-26-32-37-41-54-57

HORARIO DE ESCUELA: DE 9.00 A 22.00 HORAS.
HORARIO DE OFICINA: DE 9.00 A 14.00 Y DE 16.15 A 20.15 H.

.