NOTICIAS

“Continente de Silencio”. El testimonio de la primera exposición en solitario de María Zorzo

“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado
“Continente de Silencio” de María Zorzo / Alumna EFTI del Curso Avanzado

Porque nadie dijo que fuera fácil, hoy os queremos trasladar el valioso testimonio de nuestra antigua alumna del Curso Avanzado, cuyo proyecto “Continente de Silencio” se encuentra actualmente expuesto en Varsovia Bar, hasta el 31 de julio del 2021.

Tomad buena nota, porque la experiencia es un grado y, qué mejor manera de adquirirla, que con un encuentro en primera persona con una fotógrafa, que como muchos de vosotros, se encuentra al inicio de su prometedor camino. Os habla María Zorzo.

"Ayer, 24 de junio del 2021, inauguré “Continente de Silencio”, mi primera exposición en solitario.

Ahora que la parte tangible está lista, solo me queda colgar y disfrutar de la criatura y de su presentación en público. Le llamo “la criatura” porque ha sido un auténtico y largo parto. 

Llevaba tres años, desde que acabé de estudiar en EFTI, diciendo que iba a exponer. ¿Por qué ahora y no antes? Disfrazada de “pereza y jaleo”, esta muestra ha sabido encontrar su momento, como todas las cosas lo hacen y después siempre acabamos entendiendo porqué. Quizás tenga que ver también con haber alcanzado un cierto grado de madurez

Igual para otros autores la parte más compleja es preguntarse ¿Qué quiero contar? ¿De qué quiero hablar? Y entonces, cuando centran el concepto, empiezan a crear una serie, o a hacer una selección de imágenes de su archivo. No sé, habría que preguntarles. Para ser honesta la selección en esta ocasión apareció “sola” en mi cabeza un día cualquiera, la sentía hecha desde el inconsciente o la intuición, ¡yo qué sé!, entonces lo que hice fue buscar todas esas imágenes y recopilarlas en una carpeta. Sin apenas darme cuenta, me había embarcado. Es ahí donde empezó la parte compleja, el reto. Estuve días haciéndome preguntas (¿Qué tienen en común todas estas imágenes?, ¿Qué me estoy contando?) Me era bastante duro enfrentarme a mi propia obra. Y entonces me di cuenta de que, aparte de ser unas imágenes muy estéticas, pictóricas, íntimas y con una evidente carga sexual, lo que tienen en común definitivamente es el silencio. Hablo con mi amigo Mali (Luis Malibrán) y me comenta que él ve cierta violencia, y me deja K.O., ¡no sabía que fuese tan evidente desde fuera! Claro que hay violencia, porque no es un silencio cualquiera, no es ese apacible del bosque, no es el del desierto o la niebla, tienen en común el violento silencio que deja una voz ahogada. En mi dualidad soy, por un lado una mujer altamente sociable y vividora, y por el otro un animal solitario. No hay un carácter favorito, conviven, se necesitan y se reparten bien los tiempos. Pero, el animal solitario que también tiene sus muchas cosas buenas, a veces es absolutamente incapaz de comunicarse con el exterior: quiere gritar pero no le sale la voz, se encuentra con una enorme barrera invisible que le separa del mundo y deja de entenderlo, así que trata de expresar sin palabras, con autorretratos, algunos hechos mediante los cuerpos de otras personas.

Técnicamente puede parecer que cuando ya tienes las fotos seleccionadas, las imprimes, buscas un sitio, las cuelgas, lo difundes y listo. Bien, esto no es ni parecido, al menos en mi caso ha sido un gran trabajo; bello, pero un currazo.
Yo que soy de todo o nada, lo he hecho prácticamente sola, a parte del ya mencionado y durísimo análisis personal, cuando di con el laboratorio y el papel soñados, tuve que cargar con 13 enormes y pesados marcos. Son imágenes bastante grandes y delicadas, que enmarqué en un espacio mínimo sin dejar una huella o mota de polvo (por cierto, ¡lloré de emoción al verlas!). También escribí un texto. Recopilé algunos escritos de amigos inspirados en mis fotos e hice un librillo que estará en la expo. Diseñé los carteles que se han ido colocando por varios establecimientos de Madrid y me los han compartido en redes. Preparé un dossier, un listado de precios y, en lugar de hacer un catálogo, hice 1300 postales repartidas en 100 sets, cada uno con las 13 obras que expongo anudadas con un cordel rojo, metidas en unos sobres antiguos de papel marrón que van escritos, sellados y numerados, todo a mano. Luego, claro, también hay que preparar el evento, e implicarse no sólo con tu obra sino con tu dinero, al principio me preguntaba si recuperaría algo, ahora me doy cuenta de que lo he invertido en un inmenso aprendizaje, he apostado por mí, así que de aquí en adelante lo que venga será perfecto. En mi caso que tengo dos trabajos, todavía me pregunto cómo lo he hecho. Una experiencia tremendamente gratificante."

María Zorzo

 

¡Gracias María, por tu amor por la fotografía y tu sentir el proceso!


EFTI | CENTRO INTERNACIONAL DE FOTOGRAFÍA Y CINE TELEFONO: +34 91 552 99 99 | EMAIL: [email protected]
C/FUENTERRABIA 4, 6 Y 13. MADRID (ESPAÑA) - VER EN GOOGLE MAPS
METRO: L1. MENÉNDEZ PELAYO Y ATOCHA RENFE. AUTOBÚS: 10-14-54-26-32-37-41-54-57

HORARIO DE ESCUELA: DE 9.00 A 22.00 HORAS.
HORARIO DE OFICINA: DE 9.00 A 14.00 Y DE 16.15 A 20.15 H.

.